Translate

martes, 27 de octubre de 2009

Mi ventana blanca

Por mi ventana se dibujan un sinfín de edificios en matices color ladrillo, miles de detalles que hacen que la vista se perpetué en tenderos de ropa, antenas, balcones y gente que vive.
Aveces me vuelvo intrusa en la vida de alguien mas. Soy una observadora, de historias prestadas, espectadora de sueños ajenos que logran vislumbrarse por una nueva escena cada día.

Las personas en esta urbe se distinguen detrás de las cortinas. Ocultándose de el exterior como si los parques y el sol nos robaran nuestro mundo interior.

Me gustaría saber: ¿ para quien estaré siendo un escaparate?, ¿quien se estará preguntando como es mi vida detras de esta blanca ventana?, ¿ cuantos ojos debe recoger en mi alcoba a la hora de acostarme?.

Aunque quieras negarlo, y te avergüenza que yo lo diga; todos en algún o otro momento somos mirones, no de profesión pero si por obra y gracia de la apreciacion.

lunes, 26 de octubre de 2009

Entre el destino y el instinto

Hoy tengo un día de locos, es el cumpleaños numero 10 de Ana y ella insistió en que sea yo quien organíce la fiesta. Así que como aun me quedan mil cosas por hacer, haré un momento para relajarme mientras me tomo mi café mañanero y porque no! les cuento una historia.


Tarde de domingo, el sol resplandecía en el cielo barcelonés mientras que el otoño pintaba de marrón las veredas del paseo marítimo.
Yo leía mientras respiraba lento el olor a sal, disfrutando las palabras del maestro por excelencia.
Distraida por una historia que presagiaba final.
Una pequeñaja se acerco a mi, era una nena flacuchita con el pelo al viento y carita pecosa, me miraba con sus ojos verdes grandes y su sonrisa dibujaba una mueca.


-Hola
-Hola, como estas?
-Estoy bien, que lees?
-Es un cuento
-Y de que?
-De un abuelo que cuenta historias de cuando era pequeño como tu.
-Ahhh y ese abuelo tiene nombre?
La nena no dejaba de hacer preguntas, mientras me miraba con sus ojos bien abiertos.

- Estas perdida?
-No, estoy con mi tío, esta del otro lado del parque, El me dijo que eras guapa y vine comprobarlo.
-Creo que tu tío debe estar estrenándote...
-No, me esta vigilando.

La niña no había terminado de hablar cuando un hombre se acerco a nuestro lado.

-Hola, siento que mi sobrina la interrumpiera, es muy curiosa.
-Ya... no se preocupe, es muy simpática además estaba finalizando el capitulo por hoy, se esta poniendo fresco y es la hora de la merienda.

-Nosotros también íbamos a merendar, le apetece acompañarnos?
-Si!!!! por favor así me cuentas que paso con el abuelito susurro la pequeña de pecas.

Acompañe a la niña y a su tío a merendar, luego de diez minutos un chocolate y dos magdalenas a la pequeña ya no le interesaba mi cuento, pero su tío parecía estar enganchado a mis palabras. Pronto dejamos el relato de lado y entramos una tertulia de lo mas entretenida y vivaz. Imagino que cupido me estaba haciendo un guiño.

En otras palabras una merienda con doble café y el triple de azúcar.
Supongo que me sentí cómoda aunque una cuestión aun tenia en el tintero, así que yo me sincere.


-Sos muy agradable, pero me parece un poco fuerte que utilices a tu sobrina para ligar.
-No, que va!!! se apresuro a decir, te contare lo que paso, me dijo :

Estábamos jugando en el parque, en ese momento paso una chica y me sonrió. Mi sobrina puso cara de mala y me dijo.
-Tío esa no!
-Porque dices eso corazón? A que te refieres?
-Esa no es una buena novia para ti, te hará llorar.
Me quede anonadado con su contestación así que empecé a preguntarle por todas las chicas del parque.
-Y esa ?, esa que te parece?
-La de pelo negro que esta leyendo?
-Si esa misma.
-Esa tío, esa es demasiado buena hasta para ti.
- Dijo eso y fue corriendo a donde estabas tu. ¿Puedes creer que mi sobrina de siete años me diga algo así?
Aunque todo aquello me sono un poco raro ... solo atine a decir:

-Que picara, de donde sacaran esas cosas los niños?
-jajaj no lo se!!!, pero me gustaría saber si Ana tiene razón... por cierto soy Mario.



Entre el destino y el instinto solo una mujer inteligente sabe, que el hombre desea lo que no puede tener, independientemente de la edad que tenga esa mujer.

Ese es el mensaje de hoy amigos, (jeje ya casi soy una informativista), ahora los dejo que mi marido lleva 5 minutos tocando bocina y nuestra sobrina Ana debe estar de los nervios porque no he llegado aun!


miércoles, 14 de octubre de 2009

El Presente

Hey que tal?, como estas? no es una pregunta circunstancial, realmente te pregunto si estas bien, si tu vida es lo que quieres que sea?, si te despiertas todas las mañanas con una sonrisa o si aun te sigue gustando hablar con des-conocidos solo por que si.

Sabes hace tanto tiempo que no tenemos una charla de verdad, que ya no se como iniciar una conversación con vos, es tan raro y me da tanto miedo a la vez...

Hace un tiempo mi amigo del alma viajo a Uruguay y junto a las nostalgias en su valija, se trajo El Código Blanes, empujada por mi manía compulsiva de comer libros y mi escaso tiempo para comprarlos, logre que me lo prestara y encontré allí la frase perfecta que nos define.

Textual mente Marciano Durán dice "Me gustan las cosas que aparecen cuando desaparecen (...) Que lo mejor de esa relación era los recuerdos compartidos y los proyectos de futuro".
Que te puedo contar, tantas charlas que me hicieron crecer y creer, canciones y cuentos que me expanden la esperanza y que por momentos tomo como buenos recuerdos, he intento ser una mujer racional ; Entonces dejo los sueños para la cama, así que sigo con mi día a día intentando que la vida me sorprenda, dejando que los recuerdos acaricien el alma pero nunca salga de ahí.


Pero de vez en cuando mi alma se cuela en mi mente y no me deja pensar con claridad, entonces te veo, te sueño y cuando suena una trompeta hasta te siento.

Supongo que este reflejo del pasado se curaría con una simple pregunta pero me da tanto miedo hacerla, como si una dosis de olvido borrara la magia del idilio mas hermoso que mi personal afrodita pudo regalarme. Y ahí mi dicotomía.
No quiero extrañarte, no quiero confiar en que entraras por la puerta con una rosa roja en las manos, no quiero que cada hombre que entre en vida sea una sobra de ti. No quiero que cada historia me lleve a tu lado.

He dicho tantas veces adiós y siempre de una u otra forma apareces que estoy a un hilo de pensar que el destino juega con mi cordura.

Y en este momento solo pienso, ¿aun te acordas de mi cuando llueve?